No existe obligación de regularizar los saldos aunque si de proceder a su liquidación al final de cada ejercicio económico.

No obstante lo anterior, aunque no sea obligatorio, es aconsejable proceder a la regularización económica de los saldos individuales de los propietarios de forma que al inicio del nuevo ejercicio económico todos partan de un mismo saldo.

Esta regularización será sometida a la aprobación de  la Junta de Propietarios que, al tener la consideración de acto de mera administración, podrá acordarse por mayoría simple (art. 17.7 LPH).

En defecto de acuerdo, ni el propietario podrá exigir nada ni el Administrador tomar ninguna decisión al respecto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. El titular de la web, responsable del tratamiento de las cookies, y sus datos de contacto son accesibles en el Aviso Legal.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies