Aparcar en Madrid -sobre todo, en el corazón de la ciudad- resulta en muchas ocasiones una misión casi imposible, incluso tratándose de zonas reguladas (de pago). Esta cruda realidad para los residentes y propietarios de vehículos sin aparcamiento privado tiene un efecto directo en el mercado de las plazas de garaje, que se convierten en auténticas joyas inmobiliarias, con precios que llegan a superar incluso los 150.000 euros.

seguir leyendo

fuente: www.elmundo.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. El titular de la web, responsable del tratamiento de las cookies, y sus datos de contacto son accesibles en el Aviso Legal.
Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies